martes, 15 de enero de 2008

corazón

Siempre he tratado de tender puentes entre lo que siento y pienso; la educación formal y lo que he buscado en los últimos años me ha llevado más al lado oscuro de la fuerza (je), es decir, he pensado y dejado de lado lo que siento.
Cierto, en mi caso ahora sé que no debo reducir la palabra sentir al sentimiento o la sensación; tampoco a la segunda acepción del vocablo (dictamen, parecer) conveniene enteramente a lo que quiero y deseo expresar.
Revisando el libro de Octavio Paz (bueno una traducción suya) que se llama Sendas de Oku que trata sobre poesia japonesa HAIKÚ, emcontré una palabra que está en el balence perfecto de lo que ahora escribo.

kokoro=corazón

Kokoro es más, es el corazón y la mente, la sensación y el pensamiento y las mismas entrañas, como si a los japonesidos no les bastase sentir con sólo el corazón.
Así, bajo el signo intelectual y afectivo que se funden (sin fundirse completamente) en esta palabrita, como si estuviese en perpetuo vaivén entre uno y otro, constituye precisamente el sentido de sentir.

tanto rollo reflexivo para qué...

a
mis amigos/enemigos
al que me hackeo mi space y blog
los que no ponenen mi disco en la radio
la gente que he conocidos
a todos por igual

deseo con todo mi kokoro que olviden las ofensas y perdonen, que focalizen sus problemas y los resuelvan, que busquen tener una vida linda... y que a toda costa les llegue de manera conciente la felicidad.





escuchando
Celia Cruz
La vida es un carnaval
esto es yeah!!!

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal